Caso de éxito: Valley Container añade una nueva dimensión a sus soluciones de packaging con la impresora Delta WT 250

Valley Container, una empresa familiar que se dedica a la transformación de cartón ondulado para la producción de PLV, envases y embalajes, continúa su crecimiento en el segmento del packaging, incorporando una unidad Durst Delta WT 250, una impresora digital dirigida a la producción de aplicaciones fabricadas a base de cartón ondulado, que incorpora la tecnología ecológica Durst Water. Activos desde 1969, el compromiso de Valley Container con sus clientes y con la sostenibilidad es la piedra angular de su éxito en la industria del embalaje.

Con unas instalaciones de 11000 metros cuadrados, Valley Container goza de una larga trayectoria en la industria del packaging, yendo más allá de las aplicaciones estándar de cartón ondulado y ofreciendo diversos productos como cajas de envío, productos de cartón compacto, así como el diseño y fabricación de expositores gráficos para el punto de venta de alta calidad. La estrategia de Valley Container de proporcionar esta amplia gama de servicios, con un negocio de embalaje totalmente integrado, ha sido pensada para satisfacer las necesidades completas de packaging y PLV de sus clientes.