Caso de éxito: Adhesivos Orcajada

Hace un año, por estas mismas fechas, avanzábamos a través de un post en redes sociales una noticia que, para Durst Ibérica, suponía una gran satisfacción. La primera unidad de la nueva serie de impresoras de etiquetas Tau RSC llegaba a la Península Ibérica, para ser instalada en Adhesivos Orcajada. Un motivo de alegría y orgullo para nosotros y, a la vez, una gran responsabilidad. Nuestro cliente tenía grandes expectativas y había depositado en nosotros toda su confianza. Había que estar a la altura.

Desde el primer momento, todo se desarrolló como estaba previsto y, tanto la entrega como la instalación transcurrieron sin incidencias permitiendo que, dos semanas después, el equipo entrara en producción. Desde ese momento, han transcurrido 11 meses, 330 días de producción continuada en los que Adhesivos Orcajada ha impreso 2,1 millones de metros lineales, una cifra más que respetable para el primer año de la primera unidad de producción digital que entra en su planta.