cartón, propuesta ecológica para packaging

La importancia del medio ambiente en el sector del packaging

Europa lleva años impulsando medidas favorables a la conservación del medio ambiente; por eso, el cartón ondulado está adquiriendo cada vez mayor importancia como propuesta ecológica de envases y embalajes. Entre sus principales retos, limitar la utilización de plásticos de un sólo uso.

Normativa más exigente en términos medio-ambientales, el cartón ondulado irá creciendo en los próximos años.

Por eso, el pasado mes de mayo se presentó una propuesta de directiva para la reducción de 10 productos -destinados al packaging- a base de plásticos. Sin embargo, esta es sola una entre las diferentes medidas que ya han sido tomadas.  Sin duda, irán apareciendo más en los próximos años. El reto es mejorar la producción de bienes de consumo en términos medio-ambientales. Por ello, previsiblemente, el cartón y otros materiales libres de plásticos adquirirán mayor importancia a corto y medio plazo.

Además, el número de cajas de cartón destinadas a operaciones logísticas ha ido incrementándose a medida que se ha ido desarrollando el comercio electrónico. Del mismo modo, ha dejado de ser un mero elemento de empaquetado.  Aquí reside la razón por la que se están incrementando las partidas destinadas al packaging.

Un consumidor más exigente

Las marcas saben que una buena presentación del envase y del embalaje contribuye a una mejor experiencia de usuario. La imagen es, por tanto, un valor en alza . Las generaciones más jóvenes de consumidores -la generación Z y los milennials- han dejado atrás las tendencias hiperconsumistas de sus antecesores. Ahora, están más focalizados en buscar experiencias y adquirir productos que estén alineados con su filosofía de vida.

Una filosofía, por cierto, altamente vinculada al respeto por el medio ambiente. Tal es así, que consultoras de primer nivel como Nielsen señalan que el 52% de los usuarios online toma sus decisiones de compra teniendo en cuento este criterio.  Por eso, las marcas invierten en ofrecer formatos que se adapten a sus diferentes tipos de consumidor. Además se han decidido a incluir elementos personalizados, por ejemplo, y convertir sus embalajes y packagings en una inspiración.

Teniendo todo esto en cuenta, no es de extrañar que la consultora Smithers Pira en su informe «The future of Global Packaging» to 2020 prevea un crecimiento del 3,5% anual de los materiales de empaquetado… Solo de empaquetado, en todo el mundo.

Pero, ¿cómo afrontar los nuevos retos que suponen estos cambios?

Desde luego, la digitalización de todas las fases de producción es, a días de hoy, una ventaja competitiva. De hecho, un alto porcentaje de empresas fabricantes de envases y embalajes ya dieron el paso hace muchos años. Sin embargo, parece que aún queda una asignatura pendiente: la incorporación de la impresión digital a los procesos de producción y decoración de packagings. La impresión digital ofrece ciertas ventajas que se ajustan a las nuevas necesidades. Sobre todo: incorporación de dato variable y cambios rápidos de trabajo sin paradas y sin incremento de los costes de producción.

Es cierto, que la rentabilidad de la impresión digital, hasta hace poco, solo era significativa en tiradas cortas y medias. Pero lo cierto es que la productividad de las soluciones digitales ha aumentado hasta ser capaces de competir dignamente en tiradas largas. Por ejemplo, en Durst ofrecemos soluciones digitales inkjet que suponen unos beneficios medio-ambientales y productivos muy interesantes. De hecho, empresas de primer nivel como Schumacher Packaging ya han apostado por nosotros… ¿Serás tú el siguiente en dar el salto?